29/3/16

things could have been funnier....


"Papa, mamá, me compran una silla pene?" 
(escuchado en un mundo ideal donde la sexualidad es salud y el ingenio y fantasías están al servicio de tratamientos más efectivos y placenteros)

Técnicas terapéuticas:
1. No quirúrgicas
Consisten en la creación de una neovagina por medio de presión intermitente sobre el esbozo vaginal, utilizando dilatadores progresivamente mayores.
Esta modalidad, descrita por Frank en 1938, cuenta entre sus ventajas, el ser no invasiva, careciendo de los riesgos inherentes a una cirugía; no deja cicatrices y crea una vagina con lubricación normal (4). Sin embargo, requiere de una paciente altamente motivada, perseverante y paciencia (puede tomar de meses a años) (2). Debe usarse como primera línea de tratamiento, ya que se ha visto una relación constante entre intentos reconstructivos quirúrgicos previos y fracaso de esta técnica 

En un esfuerzo por perfeccionar este procedimiento, minimizando principalmente sus incomodidades, Ingram ideó una variante de él. Este se basa en utilizar el propio peso de la mujer como presión dilatadora, acoplando un dilatador a una especie de "silla de bicicleta", sobre la cual la paciente debe sentarse. Así, ella puede permanecer vestida, y realizando actividades, mientras ejecuta la terapia. Sus resultados son comparables, e incluso mejores, respecto de la técnica original, sin aumentar la morbilidad asociada



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada