5/3/13

;)

No sé bien cómo ayudarte.
Pero puede que tenga alguna idea vaga....

Si miro para atrás, no hubieron muchos acontecimientos que me sobrepasaron.
Cuento realmente 1 situación que creí me aplastaba contra el suelo,
y esa 1 fue suficiente para comprender que:

Que nadie puede ponerse en mis zapatos, le van a quedar o chicos o grandes (y se va a tropezar!)
Que nadie puede quitar mi tristeza, mi rabia, mi confusión....
Que ninguna otra mano que no sea la mía, puede empujarme hacia adelante o sacarme del hoyo.

Pero fue en ese mismo momento cuando saqué el valor de un suspiro y comprendí que: o yo o nadie
Que puedo pedir ayuda, y rodearme de gente que, aunque no me quite la tristeza, me alivia, me distrae, me hace reír.
Y así ganar el tiempo necesario para que las ideas y sentimientos se acomoden solitos
Ese tiempo me duró años. Tan duros que no los recuerdo.

Y puedo decir con algo de esperanza que hay agradecimiento en mis lágrimas, porque esa experiencia, me acerca a mi.

Dicen que no hay mejor ayuda que la que se da una vez te la piden.

Confío en tu magico poder, porque el mio, salio cuando crei que menos lo tenia!

mi niño se levanta con ilusion que rapido va su corazon salta la cerca como un ladron sale como bala de cañon busca compadre y se van a navegar por el ancho mar de su jardin se van firme grita su decision de pelear hasta el final su temor de pelear hasta el final su temor de pelear hasta el final su temor  lalala lalalala 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada